sábado, 13 de septiembre de 2014

En un plis...

A veces, cuando llego a casa del trabajo no me apetece nada nada ponerme a cocinar, y no es porque no me guste. Me apetece tumbarme en el sofá, hablar con mi familia, ver la tele para desconectar o trastear por mi despacho a ver qué manualidades hago (eso ya lo explicaré en otro post, hay cosas super monas y super sencillas, ya veréis!!).

Así que estuve indagando, comentando el tema con compis y amig@s y cada cuál me dió un truquito, que para los que tenemos que llevarnos el "taperweeer" al trabajo nos va de maravilla. Desde aquí muchas gracias a tod@s!!

El primer punto a tener en cuenta es que lo mejor es que se planifiquen los menús del tupper. En un próximo post os enseñaré una manualidad que tengo en mente relacionada con este tema: una pizarra de menús, pero ya os lo enseño otro día.

Como iba contando, se ha de planificar los menús del tupper, para ello qué mejor momento que el finde? Yo lo que hago, que seguramente tod@s lo haréis, es de lo que cocino el sábado y/o el domingo es hacer más cantidad y congelarla en raciones. No os olvidéis de ponerle la fecha de congelación en un papel. Ese papel lo plastifico con celo y lo pego al tupper, de esta manera voy gastando de más antiguo a más reciente.

Otra idea, ya que tampoco es que cocine tanto el fin de semana como para cubrir todos los días de la semana, es hacer salteados. Es la solución más rápida, económica y completa para preparar en un plis de un día para otro. Recetas de salteados hay a cascoporro así que las que más os gusten. Lo ideal es hacer de verduritas y carne (uno de mis preferidos es judías verdes con espárragos, jamón, un ajito picado y un chorreón de limón.. mmm para chuparse los dedos!).

Pero, ¿y cuando no has preparado nada de nada el día anterior? Tampoco es plan de comer bocata siempre ni de cafetería... una opción es cocinar en el trabajo. Sí si, es muy fácil y hay varias opciones. Seguramente que haya microondas en el trabajo así que ya tenemos la mitad solventada. Lo que se puede hacer es que lleves un calabacín, si te gustan, champiñones (yo llevo un revoltillo de setas en bote), brócoli o zanahorias o alguna verdurita más y una picada de ajo, perejil, aceite y sal.

Hay que lavar la verdura y trocearla o laminarla. Cuanto más pequeña, antes se hará. Colócala en un bol apto para micro con un par de cucharadas de agua (yo le hecho un culín de agua con un vaso, algo más de un dedo). Tapas el bol con plástico transparente, agujeréalo un poco y pon el temporizador a 6 minutos a máxima potencia.

Cuando lo saques, aderézalo con la picada y a comer! Ya nos dirás qué tal!! Otro truquito es que para que se reduzca el riesgo a que se estropee la comida en el tupper, hay que echarle un chorrito de zumo de limón o vinagre.

Y sobretodo, sobretodo, los tuppers que sean de buena calidad, vidrio a poder ser. También las hay con varios compartimentos, lo que nos irá bien para hacer varios platos y así no llevamos más de un "taperweeer".


Si os ha gustado, no dudéis en seguirnos. Iremos añadiendo más trucos y más recetas!

Un abrazoo!!

1 comentario:

  1. Aiii que bieeen! Tambien me toca llevar el taper y a veces se te acaban las ideas. Pondreis mas trukos verdad??

    ResponderEliminar