miércoles, 17 de septiembre de 2014

Me gusta sentarme a no hacer nada



Me gusta sentarme a no hacer nada, cerrar los ojos y dejar a las ideas navegar sin rumbo, me gusta cuando en esos momentos me llegan recuerdos de cuando era una niña y casi puedo escuchar la voz de mi abuela a la que echo terriblemente de menos. Recordar los olores del rio al que nos llevaban a nadar, las risas con los amigos en la plaza, el sabor de un helado compartido, el olor de las mandarinas camino del colegio, recordar…llenarme de la ternura y la nostalgia con que llegan los recuerdos….me gusta sentarme a no hacer nada….


No hay comentarios:

Publicar un comentario