miércoles, 29 de octubre de 2014

La verdadera Historia de Halloween


En el post  de este semana os  contamos la verdadera historia de Halloween. ¿Todavía no  conoces qué se celebra? Descubre el por qué de esta cada vez más implantada tradición a continuación.

La fiesta de Halloween o fiesta de las Brujas se celebraba ya hace más de 3000 años por parte de los Celtas, pueblo guerrero del norte de Inglatera, Escocia y Francia.  No en vano, el día 31 de Octubre los celtas celebraban en el “Samhain”, fiesta de fin de año, el fin del verano y la temporada de Luz y el comienzo del Invierno boreal en el hemisferio norte. Los inmigrantes europeos a Estados Unidos importaron esta tradición al continente americano.  El ganado era llevado de los prados a los establos para pasar el invierno.


Los celtas, como otros pueblos antiguos, empezaban los ciclos temporales por la mitad oscura: es decir el día terminaba con la caída del sol y la jornada siguiente tenía su inicio con la oscuridad de la noche, el año nuevo comenzaba en esta fecha con el principio del invierno.

Este último día, dice la leyenda que los espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para pedirles alimentos y maldecirles haciéndoles víctimas de conjuros si no accedían a sus peticiones: me das algo o te hago una travesura (Trick or Treat” : Truco o Trato).


Para evitar la presencia de estos espíritus malignos, los poblados celtas ensuciaban las casas y las “decoraban” con huesos, calaveras y demás cosas desagradables, de forma que los muertos pasaran de largo asustados. De ahí viene la tradición de decorar con motivos siniestros las casas en la actual víspera de todos los santos y también los disfraces.

La costumbre de ahuecar y tallar una calabaza para convertirla en un farol llamado Jack-o-lantern tiene su origen en el folklore irlandés del siglo XVIII. El farol no tenía como objetivo convocar espíritus malignos sino mantenerlos alejados de las personas y sus hogares.
La llegada del cristianismo cambió esta tradición a la de Todos los Santos donde se celebran todos aquellos santos que no tienen un día particular de celebración. En inglés ‘All Hallowmas’  y la noche anterior pasó a ser ‘All Hallows Eve’ ,  expresión que acabó derivando en el nombre actual “Halloween”.

En España al día siguiente honramos a todos nuestros parientes fallecidos y nos reunimos con la familia disfrutando de castañas y boniatos y comiendo dulces como los Buñuelos de Viento y Huesos de Santo en toda España con la excepción de Cataluña, Comunidad Valenciana y las Islas Baleares, que comen los tradicionales “Panellets” y beben moscatel por la tradicional Castanyada. Es común en estas fechas en que el frío empieza a llegar con fuerza ver gente comprando castañas en los quioscos y largas colas fuera de las pastelerías para llevar a casa un paquete de dulces.

En definitiva es una celebración para ahuyentar a los malos espíritus, honrar a nuestros fallecidos y simbolizar el cambio de estación, fin e inicio de un nuevo ciclo, el comienzo de una nueva vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario