sábado, 18 de octubre de 2014

Quiero una sopa!

Durante todo el año puedes disfrutar de la sopa. En frio o en caliente, cremas, con picatostes, fideos, verduritas, huevo, jamón... admite cualquier combinación,  hasta una de sandía! Qué grande es nuestra cocina!

Voy a contaros cómo hacer una sopa para cenar ligerito y que además nos ayudará a mantener la línea.

Es muy fácil de hacer y además se puede guardar varios días en la nevera.

Necesitaremos 2 litros de agua, dos cebollas (a poder ser de las tiernas y tamaño medio a grande, sino, serán tres), unos 400gr de zanahorias que son unas 5-6 dependiendo del tamaño, 1 calabacín no muy grande, 4-5hojas de lechuga y una pastilla de caldo de carne.

Lavaremos todas las verduras y las cortaremos en trozos no demasiado grandes. En una olla pon el agua y toda la verdura. Deja que hierva 45 minutitos y añade la pastilla de caldo de carne. Deja que hierva otros 15 minutos y retira del fuego. Tritura todo con la batidora.

Ya está lista para servir.

Con esta sopa no se puede comer ni fruta ni carne, perdería su efecto diurético.

Personalmente me encanta esta sopa y espero que os guste! Bon apettit!!

Hasta pronto!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario