domingo, 30 de noviembre de 2014

Outlander: Un paseo por Escocia

 
En 1946, una enfermera inglesa, tras acabar la Segunda Guerra Mundial, se va con su marido a Escocia para desconectar y reconectar al mismo tiempo, y un día de repente, estando ella sola en una colina muy pintoresca, toca una piedra y se ve transportada de repente y sin explicación al mismo sitio, solo que doscientos años antes, en medio de las guerras jacobitas entre ingleses y escoceses. ¿Cómo se os ha quedao el cuerpo? 
Pues esta es la trama de esta serie, producida por Ronald D Moore, el de 'Battlestar Galactica', adaptación de una saga de novelas, ocho hasta ahora, escritas por la estadounidense de padre mexicano Diana Gabaldon y publicadas a partir de 1991. Se supone que son una mezcla de aventura, romance, novela histórica, fantasía y ciencia ficción, aunque las dos últimas, al menos al principio, no aparecen para nada, aparte del repentino e inexplicado salto temporal. La saga de libros se ha vendido por millones, y no pasa nada por decir que son superiores al montón, a pesar de tener como base una fantasía femenina casi de novela rosa: la protagonista es una mujer guapa, con remango y carácter independiente, con profesión propia, casada con un marido más bien estudioso y de oficina, meramente adecuado, que de repente conoce a un mocetón escocés, más joven que ella, con su kilt y su plaid para protegerla del frío mientras montan a caballo por las Highlands, y luchador por las libertades de su pueblo ante los imperialistas invasores británicos que sólo unas décadas más tarde perderían sus colonias norteamericanas tras una rebelión similar. Claire, con sus conocimientos de medicina del siglo XX, se ganará la confianza de los clansmen escoceses colocando un hombro en su sitio por aquí o cauterizando una herida por allá, para que no haya gérmenes (¿lo qué?), e incluso aplica lo que le recuerda contar al empollón de su marido sobre historia del pasado para echarles una mano con emboscadas y demás. Y tampoco se corta al usar su lengua viperina, lo cual parece impresionar aún más a los de las faldas. O sea, que va a haber temita con el escocés seguro. 
Si hay dos fantasías típicas de novela femenina, estas son "enfermera en tiempo de guerra" y "escoceses en kilt", y en esta saga aparecen las dos, ¿para qué andarse con remilgos? Todo esto puede verse como una fantasía facilona, de las que si estuvieran dirigidas a hombres se diría con todas las letras que lo es (no hay más que ver 'Spartacus' o 'Black sails', por ejemplo, sin salirnos de las series de la propia cadena Starz), o como algo que una vez que se plantea claramente y desde el principio, al menos no engaña a nadie, y que si aceptas dejarte llevar por las convenciones del género, puede resultar muy entretenido y culebrónico. Claire y Jaime serán los buenos indiscutibles de la historia (aquí no hay dudas estilo 'Juego de tronos', que empezaría a publicarse cinco años más tarde), y el oficial inglés "Black Jack" Randall será el malo cabrón y sádico sin paliativos, con un complejo añadido que ya aparecerá en su momento. Que además, ojo a esto, resulta que es antepasado directo de Frank, el marido de Claire en 1946, cosa que la serie remacha hasta el fondo haciendo que sea el mismo actor, Tobias Menzies, quien interprete a ambos. Después empezarán a aparecer primos, tíos, familiares, traidores y demás, completando un encaje de bolillos a ratos con inventiva y a ratos predecible. Visualmente está bien hecha, está rodada en la propia Escocia, y se le saca partido al paisaje. 

domingo, 23 de noviembre de 2014

Las miradas Hitchcockianas



Muchos cineastas han usado los primeros planos para sugerir lo que sucedía en el interior de los personajes o para lograr que la atención recayera en una expresión, un gesto o simplemente en un objeto en particular. Porque no hay nada más dramático y fascinante en el cine que disfrutar con los primeros planos, sobre todo si son de miradas. Con ellos escrutamos el estado de ánimo de los personajes y nos desvelan mucha información sobre su personalidad. Si un director de cine sabe manejar este tipo de recurso cinematográfico resulta una delicia para el espectador. De lo contrario podría llegar a rozar lo rídiculo. Una mirada debe aguantar el tiempo justo en pantalla, ni más ni menos, y eso es algo que han conocido muy bien los grandes maestros del cine.

Por eso he rescatado un fantástico vídeo, realizado por el cineasta Kogonada para Criterion Collection, donde podemos ver los primeros planos más icónicos del cine de  Hitchcock. Al genial director de cine británico le gustaba que sufriéramos un poquito viendo sus películas y por eso recurría como nadie a este tipo de imágenes. Eyes of Hitchcock dura menos de dos minutos, pero es un placer ver juntas las clásicas miradas del genio del suspense. Solo diré que comienza con ‘Vértigo’…



El vídeo que demuestra que todas las películas de Pixar están conectadas entre sí



¿Te imaginas que 'Toy Story', 'Monsters', 'Brave' y todos los éxitos del estudio de animación convivieran en el mismo mundo?

En julio de 2013, un fan de Pixar Studios llamado Jon Negroni colgó una teoría en la que explicaba que todas las películas del estudio de animación, desde Toy Story hasta Up, estaban conectadas y convivían en el mismo universo. Una teoría que incluso llegó a inspirar un episodio de After Hours, la comedia de Cracked. Pero eso no es todo, ya que ahora Bloop Animation ha difundido un nuevo vídeo.
El vídeo en cuestión, que puedes ver bajo estas líneas, resume la teoría de Negroni e incluye metraje de varias películas de Pixar. En resumen, la teoría se basa en que Boo, la niña de Monstruos, viaja en el tiempo hasta Brave y crea una raza de animales que mantienen una relación de amor-odio hacia la humanidad, algo parecido a los protagonistas de Toy Story. ¿Crees que es una idea descabellada?


domingo, 16 de noviembre de 2014

Cuentos para reflexionar: El verdadero valor del anillo


 Hace mucho tiempo, un joven discípulo acudió a su maestro en busca de ayuda.
Su gran preocupación era que sentía que no valía para nada y que no hacía nada bien.Quería que los demás le valorasen más.
El maestro sin mirarlo, le replico: “Me encantaría poder ayudarte pero en estos momentos estoy ocupado con mis propios quehaceres. Quizás si me ayudades a solucionarlos podría acabarlos antes y ayudarte”.
El díscipulo aceptó a regañadientes ya que de nuevo sintió que sus preocupaciones eran poco valoradas.
El maestro le entregó un anillo que llevaba en el dedo y le dijo: “Coge un caballo y cabalaga hasta el mercado más cercano. Necesito que vendas este anillo para pagar una deuda.Y lo más importante es que trates de conseguir la mayor suma posible pero no aceptes menos de una moneda de oro por él”.
Y así el discípulo cabalgó hasta el mercado más cercano para vender el anillo.
Empezó a ofrecer el anillo a diferentes mercaderes que mostraban interés en él hasta que les decía el precio: una moneda de oro.
La mayor parte de los mercaderes se reían al escuchar la suma, salvo uno de ellos que amablemente le indicó que una moneda de oro era muy valiosa para darla a cambio del anillo.
Frustrado y cansado, el discípulo cablagó de nuevo a casa del maestro sabiendo que no había podido cumplir con el encargo que le había hecho.
“Maestro, no he podido vender tu anillo por una moneda de oro”, le dijo cabizbajo. “Como mucho ofrecian un par de monedas de plata, pero no he podido convencer a nadie sobre el verdadero valor del anillo”.
“Tienes razón en algo”, le contestó el maestro. “Necesitamos conocer el verdadero valor del anillo”. “Coge de nuevo el caballo y ve a visitar al joyero del pueblo. Pregúntale por el verdadero valor del anillo. Y sobre todo no se lo vendas”.
Y así cabalgó de nuevo hasta el joyero del pueblo quien, tras examinar detenidamente el anillo, dictaminó que éste valía ¡58 monedas de oro!.
“¿¿58 monedas de oro??” replicó el joven asombrado.
Y con esa buena noticia cabalgó de nuevo a devolverle el anillo a su maestro.
El maestro, le pidió que se sentase y que escuchase lo que tenía que decirle:
“Tu eres como este anillo: una joya única y valiosa. Y como tal sólo puede evaluarte un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu valor?”

Amarse a uno mismo es el principio de una historia de amor eterna. Oscar Wilde

 

 

viernes, 14 de noviembre de 2014

50 sombras de Grey - Tráilers + Carteles



Más pasional y con nuevos escenarios y personajes. Así se ha presentado el segundo tráiler oficial de 50 sombras de Grey que nos vuelve a mostrar la doble vida de Christian en la que se sumerge la inocente Anastasia

La espera llegó a su fin y en la madrugada de este viernes se ha estrenado el segundo tráiler oficial de la película 50 sombras de Grey.

Este nuevo vídeo de casi dos minutos y medio de duración que puedes ver sobre estas líneas se vuelve a sumergir en la doble vida de Christian Grey, que en la película es interpretado por Jamie Dornan.

Aparentemente el vídeo no presenta grandes diferencias frente al avance del verano. La duración es bastante similar, suena la misma canción (una versión de Crazy in Love de Beyoncé) y la esencia es la misma, pero hay pequeñas diferencias.

El de julio arrancaba con Anastasia Steele (la protagonista femenina encarnada por Dakota Johnson) en el ascensor del edificio de oficinas en el que trabaja Christian Grey (Jamie Dornan); mientras que el oficial empieza con los protagonistas revisando sendos armarios antes de su primer encuentro. Cada uno en su casa, se entiende. Todavía no se conocen.
En el primer vídeo se invierten más segundos en ese primer encuentro en el despacho de él. El nuevo se centra en incluir más escenas, más escenarios, más personajes... y más pasión

Recuerda que el próximo 14 de febrero de 2014 se estrena la película.

Tráiler 2 - Sub. Español




Tráiler 1 - Español -







miércoles, 12 de noviembre de 2014

'Perdidos': 20 curiosidades que quizá no sabías VOL.2





Vincent es perra

El inolvidable perro de Perdidos, Vincent, es en realidad una hembra llamada Madison. 

La decisión sobre el final
Mientras la tercera temporada estaba siendo emitida, la cadena ABC se reunió con los guionistas, les pidió una fecha para el final de la serie y les preguntó cuántos episodios les hacían falta para llegar a ello. Tras meditarlo un tiempo, Damon Lindelof y Carlton Cuse establecieron que necesitarían hacer unos 48 capítulos, que decidieron dividir en tres temporadas más. 


4, 8, 15, 16, 23, 42

Los famosos números suman 108, el número total de minutos que había que esperar para introducir esos mismos número en el ordenador de la escotilla y el número de días que los naúfragos permanecieron en la isla hasta que los "Seis del Oceanic" fueron rescatados.

Nunca estuvieron en la isla
Sólo dos personajes que aparecen en todas las temporadas de Perdidos no han puesto sus pies en la isla en ningún momento a lo largo de la serie: Nadia (Andrea Gabriel), novia de Sayid, y Carmen Reyes (Lillian Hurst), la madre de Hurley. 

El 23, el más usado
De los seis misteriosos números, el más utilizado en la serie es el 23: Kate es denunciada por 23.000 dólares; la puerta de embarque del 815 de Oceanic es la 23; el número de asiento de Jack es 23; la habitación en la que experimenta Dahrma es 23... ETCÉTERA.


El Sawyer original

La idea inicial para el personaje de Sawyer es que se tratase de un timador profesional más viejo, profesional y trajeado procedente de Buffalo, Nueva York. Sin embargo, cuando los guionistas vieron a Josh Holloway enfadado por haber olvidado una línea durante el casting, decidieron convertir al personaje en el estafador sureño y de carácter macarra que conocemos.

Las primeras líneas
La primera escena de Perdidos que fue filmada es en la que Charlie se enfrenta a Cindy, una de las azafatas del avión, antes de que éste se estrelle. Kimberley Joseph, la actriz que encarnó a Cindy, pronunció las primeras palabras en el rodaje de la serie.

La trama inicial de Ilana
Ilana, una de los pasajeras del 316 de Ajira Airways -el vuelo que trajo a los "Seis del Oceanic" de vuelta a la isla-, iba a ser la hija de Jacob. Finalmente, los guionistas se quedaron sin tiempo para explicar la trama, así que decidieron olvidarse de ella y deshacerse del personaje para centrarse en la trama central de la última temporada. 

Forest Whitaker, Sawyer
El primer seleccionado para ser Sawyer fue el actor Forest Whitaker -con la desceipción inicial del personaje-, aunque finalmente declinó la oferta para dirigir la película Una hija diferente.

Más que un avión, una batería
Varios fragmentos del fuselaje del avión estrellado se utilizaron a lo largo de la serie como instrumentos de percusión que pueden escucharse en la banda sonora.

domingo, 9 de noviembre de 2014

'Perdidos': 20 curiosidades que quizá no sabías VOL.1

 


La fecha de partida del 815 Oceanic
La fecha de salida del 815 de Oceanic (vuelo de Sydney a Los Angeles) fue el 22 de septiembre de 2004, exactamente el mismo día que la cadena ABC estrenó la serie hace ahora 10 años.

¿Richard Alpert se pinta los ojos?
Desde el primer momento en que Richard Alpert (Nestor Carbonell) apareció en pantalla, muchos se preguntaron si el actor utilizaba lápiz de ojos. Sin embargo, tal y como Carbonell revelaba en los extras del DVD de la quinta temporada, no sólo no utilizaba ningún tipo de maquillaje, sino que los maquilladores de la serie utilizaban un corrector para tratar de rebajar su oscuro tono natural. Asimismo, el intérprete confesó que sus ojos fueron objeto de numerosas burlas mientras iba al colegio.

El piloto más caro
El episodio piloto con el que la serie arrancó el 22 de septiembre de 2004 fue el más caro de la historia de ABC. Producirlo costó entre 10 y 14 millones de dólares, mientras que la media de un piloto en la cadena suele ser de 4 millones de dólares.

100% coral
Ningún personaje del reparto aparece en todos los episodios (121) de la serie.


Michael Keaton era Jack
El primer actor seleccionado para interpretar a Jack no fue Matthew Fox, sino Michael Keaton. Según el guión original de la serie, el humo negro acababa con el personaje en el episodio piloto, pero ABC convenció a los productores de que no deberían matar al héroe tan pronto. Tras el cambio, Keaton decidió abandonar el proyecto porque no quería comprometerse con un papel regular en una serie.

Salida voluntaria del Sr. Eko
Aunque su personaje había cautivado por completo a la audiencia, Adewale Akinnuoye-Agbaje, uno de los principales fichajes de la segunda temporada, pidió a los guionistas que diesen salida a su personaje, el Sr. Eko.

Gollum inspiró a Charlie
Cuando Charlie sostiene heroína tras desengancharse, Dominic Monaghan, el actor encargado de interpretar al personaje, tomó como modelo la interpretación de Andy Serkis como Gollum sosteniendo el anillo único.

Inspirada en 'Los cronocrímenes'
Damon Lindelof y Carlton Cuse han revelado que la película española de ciencia ficción Los Cronocrímenes, dirigida por Nacho Vigalondo en 2007, les sirvió como inspiración para las tramas en las que se incluyen viajes en el tiempo.

La conquista de Benjamin Linus
Aunque Benjamin Linus acabo convirtiéndose en uno de los más icónicos personajes de Perdidos, lo cierto es que Michael Emerson, actor que lo interpreta, sólo fue contratado para aparecer en un par de episodios de la segunda temporada. Sin embargo, los productores quedaron cautivados por el actor y decidieron incorporarle como miembro regular del reparto y reescribir el personaje.

La idea inicial para Kate
El plan inicial del equipo de la serie es que Jack (Matthew Fox) muriese en el episodio piloto y que Kate (Evangeline Lilly) fuese una mujer de negocios cuyo marido había muerto en el accidente de avión. En el guión original, Kate se convertía en la líder del grupo tras la muerte de Jack.